Martes, 09 Enero 2018

Triplete de Peugeot

Valore este artículo
(0 votos)
Por Daniel Sequeira . Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
El francés Sébastien Loeb (Peugeot) se impuso este martes, en autos, en la cuarta etapa del Rally Dakar 2018, la más exigente de las cinco que se corren sobre el desierto de Perú, seguido del español Carlos Sainz (Peugeot), que terminó a un minuto y 35 segundos de su compañero de equipo. En tercer lugar quedó el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), a 3 minutos y 16 segundos de su compatriota, lo que le permite conservar la primera plaza de la clasificación general del rally.

Tanto el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) como el francés Cyril Despres (Peugeot) tuvieron problemas durante la etapa y el primero entró a más de 54 minutos de Loeb, mientras que el segundo todavía no ha cruzado la meta, por lo que se disipan sus opciones de ganar el rally.
 
La cuarta etapa de este Dakar, que tuvo como punto de partida y llegada la ciudad peruana de San Juan de Marcona, fue la más exigente de las cinco que se corren sobre el desierto peruano, con un tramo de hasta 100 kilómetros consecutivos de dunas, uno de los más largos en toda la historia del Dakar.

Tras un tramo de enlace de 114 kilómetros, los autos partieron de manera conjunta, en filas de a cuatro, desde una playa a orillas del océano Pacífico, y abordaron una especial cronometrada de 330 kilómetros.

En cuanto a las cuadraciclos, Ignacio Casale mantuvo el liderato en la clasificación general, pese a finalizar en el segundo lugar del día. El chileno aumentó su ventaja en el primer lugar de la categoría, y sigue como el claro favorito para quedarse por segunda vez con la prueba.

En motos, Pablo Quintanilla avanzó al segundo lugar de la clasificación general al beneficiarse del retiro del campeón vigente y hasta ahora líder de la carrera, Sam Suderland, que sufrió un aciddente y quedó fuera de la competencia. El nuevo líder es el francés Adrien Van Beveren.

 
Inicia sesión para enviar comentarios